La Tejeda de Tosande

15 de abril, 2021 - Rutas y senderos - Comentar -

En las montañas palentinas, hay un lugar  encantado...

Aparcamos el coche en el aparcamiento de acceso a la Tejeda de Tosande (C-626 Km 2) y nos preparamos para disfrutar de un bonito día. 

Recorremos una zona de campos de cultivo y la pista nos introduce en un pequeño robledal. Tras sortear la valla metálica, nos encontramos con encinas, robles y brezos. En la ladera de Peña Oracada, a la izquierda se abre un valle en el que se asienta un espeso hayedo. La Tejeda se encuentra en el borde superior del bosque y está considerada como una reliquia de la era terciaria, una verdadera joya botánica merecedora de los esfuerzos y atenciones necesarios para su conservación. 

Esta parte del recorrido es realmente bonita en otoño con la senda cubierta de hojarasca, un recorrido fácil de llevar a pesar de ser un ascenso constante, este no tiene demasiada pendiente y por tanto no implica realizar un gran esfuerzo para poder llevarlo a cabo.  Cuando empiezan a aparecer los primeros tejos dispersos en medio del bosque, el firme de la senda cambia súbitamente, pasando a ser un entarimado de madera, que tiene una doble función: proteger al sistema radicular de los tejos de las posibles heridas que se puedan ocasionar al mismo. Para tomar conciencia de una actitud responsable, existen suficientes indicaciones a lo largo de este tramo del recorrido que nos advierten de ello. Es tan sorprendente encontramos con estos ejemplares tan impresionantes, algunos de los cuales alcanzan diámetros de 1,5 m.

Distancia aproximada: 10 Km. (ida y vuelta). Desnivel: 500 metros. Duración: unas 3 horas y media (ida y vuelta). Época: todo el año. Dificultad: Baja. 

A partir del otoño la caída de las hojas de las hayas facilita la localización de la Tejeda, cuyo inicio se encuentra en la Dehesa de Montejo C-626 Km 2.

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 8 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente